Ficha película

Título:
La Guerra de los Mundos
Director:
Steven Spielberg
Intérpretes:
Tom Cruise, Justin Chatwin, Dakota Fanning, Tim Robbins, Miranda Otto
Calificación:
Crítica

Tengo que confesarlo: antes de hacer la crítica he hecho penitencia, y me he percatado que, como dice un buen amigo, Spielberg a dia de hoy es el mejor contador de historias vivo del cine. Tenía en contra lo manido de la historia -los marcianos que invaden la tierra, a saco-, una campaña publicitaria con cierta polémica... pero a Spielberg le ha dado igual, mostrando todo su talento en esta auténtica clase magistral de hacer cine, donde es capaz de entresacar para cada secuencia lo mejor de cada género -bélico, terror, drama, ciencia-ficción...- para encajarlo maravillosamente en un complejo motor que funciona a la perfección, sin una fisura, con gran facilidad y sin estridencias.
Resulta paradójico que el mismo director que nos ha presentado a los extraterrestres como amigos en dos de sus más representativos trabajos -E.T. y Encuentros en la tercera fase- ahora sea capaz de mostrarnos el sentido salvaje de conquista, tomando a la raza humana como simples animalitos a los que hay que exterminar de un planeta que les pertenece a unos alienígenas desde tiempo inmemorial. Pero lo mejor del film no son ya las secuencias de ataques de los marcianos -sobre todo la primera, llena de confusión, auténtica indefensión, terror puro y duro-, ni los efectos especiales, sino la reflexión que sobre la supervivencia en la tierra se hace a cada plano: todo vale para seguir adelante, esa es la cruel ley de la naturaleza y detrás de toda la evolución y la educación que queramos, al final prima el sálvese quien pueda. Formalmente, la cinta alcanza una perfección única, con una de las mejores partituras que jamás haya compuesto un lucidísimo John Williams, una esplendorosa fotografía de Kaminski -impresionante el plano-secuencia de la furgoneta!!- y un montaje para que a uno se le salte el corazón. Spìelberg además confirma su inigualable talento a la hora de sacar de los niños lo mejor de sus registros interpretativos, con una Dakota Fanning que es una vuelta a la tuerca de la dulce Gerthrie de E.T., ahora obligada a crecer ante los brutales acontecimientos. Únicamente tengo un pero, que suele pasar en muchas películas del maestro Steven: un final demasiado convencional y complaciente, acorde con las perspectivas comerciales y que descoloca y resulta chocante con el impresionante nivel de todo el film, que merece ya figurar entre los clásicos del cine de todos los tiempos. La versión definitiva en cine del clásico de H.G. Wells. Y por cierto, Cruise hace bien con promocionarse en esta peli, porque está en su cénit como actor -a pesar de las licencias que de héroe le pone Spielberg a lo largo de toda la peli, que parece darse cuénta él solo de como escapar de los extraterrestres malvados-.


Federico Casado Reina



©2001. AndaluNet, Diseño y hospedaje de páginas Web